Pics by Nacho López Ortiz

Ovidi Benet nos cuenta más sobre el, y su nueva exposición HIPERSUPERFICIE

La exposición HIPERSUPERFICIE de Ovidi Benet (Denia, Alicante, 1990) enfrenta el desencanto de una generación ante lo establecido, lo mainstream como crítica hacia un mercado saturado, estándar y obsoleto, carente de veracidad y sinceridad, la hiperbolización de la estética neoliberal, la tendencia, la moda, lo trashy, la cultura primitiva digital de los 90’s…

Ovidi Benet nos cuenta más sobre el, y su nueva exposición HIPERSUPERFICIE

Diseñador de formación y profesión, Ovidi Benet vive obsesionado con “el interior del objeto”,  como tema central de su propio statement: el objeto forma el espacio, el espacio es el objeto.

En su obra busca ese cambio generacional que consiga revivir un espíritu de rotura, de quiebro con lo establecido, con lo académico. Ovidi aporta una visión distinta, provocadora y personal del diseño. Una crítica social camuflada muy sutilmente dentro de las piezas, que, pese a generarse de la aleatoriedad, terminan siendo estéticas, convirtiéndose en la crítica criticada.

Tomando toda una serie de referentes que van desde el cine, la historia del diseño o la cultura popular, Ovidi nos propone un conjunto de piezas que rechazan los historicismo y las maneras canónicas de construir los espacios. De este modo, nos plantea una posible evolución, o incluso involución de los objetos hacia la nada; es decir, hacia un inservilismo que es capaz de alterar las estéticas y convertir el espacio en una utopía artística (en la manera en la que nos lo plantea José Esteban Muñoz en Cruising Utopia). Un espacio donde surgen nuevos posibles y donde otras formas de percepciones, corporalidad e identidades pueden tener lugar. Dicho discurrir hace patente la idea del artista, del objeto como modificador del espacio y, por tanto, un modificador de estéticas. Así, atendiendo a lo que nos propone Franco Berardi “Bifo”, una modificación estética conlleva también un repensamiento de la ética; sobre todo, si lo que se pone en cuestionamiento es el modelo de producción industrial y el diseño en la era post-fordista.

Hoy tenemos la posibilidad de poder hablar con el.

Ovidi Benet vive obsesionado con “el interior del objeto”

Nombre y breve descripción de tu trabajo-profesión

Ovidi Benet, trabajo desde el diseño y arte para crear situaciones que cuestionen el diseño y arte.

Por qué y cómo empezaste.

Empecé como respuesta a aquello que consideraba banal, que prácticamente era todo lo que me rodeaba, desde mi trabajo hasta mi estilo de vida. Empecé en el garaje de un amigo, en el Cabanyal, Valencia.

Cómo describirías tu sello personal.

Honestidad y juego.

Qué crees que aporta el arte en general, contando con tu trabajo en particular dentro de él, a la sociedad.

El arte como tal aporta preguntas y visiones distintas de la realidad. Mi trabajo aporta un cuestionamiento del extremismo generacional que vivimos como sociedad millennial, y de todo lo que eso conlleva.

Algún proyecto que te gustaría haber alcanzado en un futuro-hacia dónde enfocas tu trabajo.

Si algo sé de cara al futuro es que no me conformo con que solo una persona se cuestione su realidad, prefiero que sean mil personas las que se lo cuestionen. Mi trabajo lo enfoco a lo colectivo, siendo ésta una sociedad que cada vez se enfoca más en el individuo.

 

Algo de lo que hayas aprendido y con lo que podríais aconsejar a otros artistas.

Todo lo que hagas es válido, que nadie te diga lo contrario. Lo “correcto” debe ser incorrecto desde la visión del artista o creador. Si uno se da cuenta, la Historia está llena de incorrecciones.

Si te ha gustado este articulo debes leer Seis clásicos del cine para comer por los ojos

Texto por  Ismaël Chappaz