«No puedo entender lo que soy si me desligas de la pintura» Eloy Morales

-Nombre y breve descripción de tu trabajo-profesión
Nunca he he entendido mi profesión como un trabajo, es algo que me ha acompañado en mi desarrollo como persona, en mi crecimiento, desde que era un niño. No puedo entender lo que soy si me desligas de la pintura, siempre ha estado ahi, desde el principio, para mi un modo de vida , algo que va mas allá que una profesión convencional y que me afecta y condiciona de muchas maneras a veces para bien pero otras también lo hace para mal, determina mi estado de animo con frecuencia lo cual también afecta a mi entorno mas proximo.

-Por qué y cómo empezaste.
Como dije antes empece desde niño, en mi familia hay antecedentes artísticos a través de la figura de mi abuelo paterno y esto fue decisivo, comencé a dibujar incluso mucho antes que a escribir y a pintar con oleo a los nueve años. En esos primeros años ya evidenciaba una pasión y una ilusión por el dibujo desmedida y una capacidad de trabajo fuera de lo común. Desde entonces tuve claro que quería hacer de ello mi vida para siempre y desde que tenia seis o siete años he seguido ese camino.

-Cómo describirías tu sello personal.
El sello o el estilo viene con los años, con la madurez, cuando eres joven estas muy receptivo a todas las influencias y las absorbes con facilidad pero con el paso de los años estas influencias  van quedando atrás dejando una huella en tu trabajo,  llega un punto en el que ya es muy difícil apropiarte de cosas que no sean tuyas porque ya te saben falsas, tu estilo se apodera de ti y admite muy mal las modificaciones, lo hace, pero de una madera mucho mas lenta y en unos márgenes mucho mas cortos.

En mi caso siempre he buscado aportar mi vision de las cosas dentro del realismo contemporáneo, creo que se hace muy buena figuración pero en cambio cuando se trata de llevarlo mas al extremo en la representación, a mi juicio en la mayoría de los casos el resultado es algo muy artificial, mas cercano a la ilustración que a lo que debería ser la pintura y de poco interés plástico a la vez que muy trivial conceptualmente. Yo intento aportar en este sentido, creo que es posible hacer un realismo contemporáneo que aparentemente se basa en lo explícito de la representación pero que al final toque los sentidos, que muestre el alma.

-¿Donde encuentras tu inspiración?
La inspiración me llega de diversas formas, cuando llega, porque no ocurre siempre. En mi caso se deben dar una serie de factores
que a veces es difícil que se den después de tantos años de trabajo. Al principio era más fácil porque trabajaba de una manera más automata, no reflexionaba mucho sobre lo que hacia, lo hacia y ya esta, esta frescura mental se traduce en productividad. Ahora es mucho más complicado , pienso mucho todo lo que hago y mi falta de autoindulgencia hace que a veces el hecho de pintar sea un reto que no estoy siempre en condiciones de superar. La inspiración viene cuando estoy inmerso en le trabajo al cien por cien, cuando estoy completamente dentro de las cosas, se genera entonces un proceso de conexión con la pintura en el que comienzan a fluir las ideas, recurro constantemente a escribir todas estas ideas y reflexiones con la intención de retenerlas. En ese momento recupero esa energía infantil, ocurre lo contrario cuando estoy desconectado de la pintura por ejemplo en los tiempos vacacionales en los que mi actividad disminuye, hay días en los que no puedo hacer ni un trazo.

-Qué crees que aporta el arte en general, contando con tu trabajo en particular dentro de él, a la sociedad.
A la sociedad no se, más en concreto a la sociedad actual puede que no aporte nada, a mí me aporta todo y por eso lo hago principalmente.
Hoy en día todo es rapidez, inmediatez, todo tiene que ser al momento, mientras que mi trabajo y lo que yo soy como persona va en la dirección opuesta,  aprender a pintar puede llevarte la vida entera y tal vez a lo mejor no lo consigas, no es un tema de paciencia como comúnmente se entiende, es un tema de determinación en hacer algo bien, de profundizar en las cosas y disfrutar haciéndolo mas allá de las recompensas materiales. Por desgracia el mundo ya no es así, todo es materialismo, tecnología y modas pasajeras y en ese sentido siempre tengo la sensación de nadar a contracorriente pero jamas he modificado la naturaleza de mi trabajo buscando la aprobación de nadie o para poder entrar en determinados circuitos, porque si hay alguien a quien no puedo mentir es a mi mismo y si dejara de un lado la honestidad con la que trabajo a diario y mi compromiso habría llegado al final del camino, sin duda.

-Algún proyecto que te gustaría haber alcanzado en un futuro-hacia dónde enfocas tu trabajo.
Seguir explorando y aprendiendo dentro del camino que empece hace ya muchos años, a seguir encontrando a diario razones
para sentarme frente al caballete, para mí ese es el verdadero proyecto, mi relación con la pintura , todo lo que viene después, ventas, exposiciones y demás son recompensas añadidas pero nunca son la finalidad de mi trabajo.

-Algo de lo que hayas aprendido y con lo que podríais aconsejar a otros artista.
Siempre digo que disfruten del proceso de llegar a las cosas, del camino, lo veo en mis alumnos, hay una ansiedad frecuente por querer  alcanzar el éxito , producto también del momento que vivimos. Siempre disfrute de lo que hacia en cada momento consciente de que perseguía una meta pero encontré siempre en mi trabajo la mayor de las recompensas y el mayor de los estímulos, si enfrentas así la pintura al final las cosas acaban ocurriendo.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más artículos
Le jeu de l’automne by Jose Campos