Hablamos con Celia Sañudo creadora de la marca CECÉ y enmarcada bajo los pilares de la sostenibilidad y el comercio justo

Celia Sañudo nace en 1997 en Santander, Cantabria. Tras formarse en el instituto en la rama artística, a los 18 años decide emprender su camino hacia el mundo de la moda, en concreto Burgos y Valencia donde se forma de manera técnica y artística.
Tras su paso por la universidad de moda, a raíz de su trabajo de fin de curso, en 2019, decide crear su propia marca de moda apodada bajo el nombre de CECÉ y enmarcada bajo los pilares de la sostenibilidad y el comercio justo. Actualmente, reside en Madrid desde donde sigue trabajando en el proyecto de su marca personal, lidiando día a día contra el gran gigante de la industria, el Fast Fashion.

Hablamos con Celia Sañudo creadora de la marca CECÉ y enmarcada bajo los pilares de la sostenibilidad y el comercio justo

Nombre y breve descripción de tu trabajo-profesión

Celia Sañudo, 23 años, de Santander. Actualmente diseñadora de mi marca personal CECÉ.

Por qué y cómo empezaste.

Todo empezó a raíz de mi trabajo de fin de curso del grado de diseño de moda, donde decidí crear CECÉ.

En la universidad te enseñan muchas cosas que debes de saber; desde técnicas, historia, patronaje, confección… pero no te enseñan a reflexionar, a preguntarte el cómo, el dónde y el quién; eso depende de tí y de tus inquietudes. Me informé y decidí apostar al 200%.

Cuando empecé a subir fotos a mi cuenta de Instagram de mi proyecto, veía que a la gente le gustaba mucho. Veían que eran prendas muy prácticas, sencillas, de calidad, frescas, fáciles de combinar y me preguntaban por ellas. Cada día iba creando nuevos diseños, buscaba los tejidos apropiados, confeccionaba las prendas yo misma en un pequeño taller en Santander, realizaba los shootings, gestionaba las RRSS… y hasta día de hoy. Me encanta disfrutar del proceso y siempre intento que el trabajo salga lo mejor posible.

 

Cómo describirías tu sello personal.

No lo descubrí hasta el último proyecto de carrera. Durante mi vida y la carrera he pasado por estilos variados pero nunca muy definidos. Hasta que, conforme me iba haciendo más mayor y me interesaba más por el trasfondo de la industria, por fin surgió el sello, que no es más que una extensión de mi misma, donde se ve reflejado mi personalidad, mis gustos, mi tierra natal, el menos es más, y sobre todo transmite el mensaje que quiero comunicar. 
Si tuviera que describirlo con adjetivos te diría que es una marca enmarcada en la sostenibilidad y  atemporalidad que refleja una estética fresca, sencilla, sofisticada, fuerte y suave a la vez, depurada,  masculina y femenina, con el minimalismo siempre presente.

Qué crees que aporta el arte en general, contando con tu trabajo en particular dentro de él, a la sociedad.

El arte es la forma de expresión más realista que tiene y ha tenido el ser humano desde su existencia. Puede sacar lo mejor y lo peor de nosotros pero nos hace ser nosotros mismos. Es algo que ha estado presente en nuestras vidas desde que el ser humano era primitivo.
Me dio mucho que pensar el otro día cuando leí una frase que decía «Fashion should be an art, not a business» y no podía estar más de acuerdo, aunque pienso que esto no sólo ocurre en la moda sino en muchísimos otros gremios como en la música o en el arte pictórico por ejemplo, en el que mucha gente se intenta aprovechar del talento de una persona y convertirlo en un negocio donde se benefician unos pocos a costa de los demás. Les da exactamente igual.
Hace años todo tenía más valor, la moda de París era puro arte y artesanía, la música era mejor hace años… ahora se está desvalorizando completamente y la gente está perdiendo el interés. Ahora sólo se compra ropa o se escucha música para pasar el rato, y es una pena.
El arte se crea cuando la gente ve en lo que tu haces tu propia personalidad, el trabajo, la pasión y el mensaje o las sentimientos que provocan en tí, por eso intento transmitir que la gente compre con conciencia, sabiendo elegir y primando la calidad sobre la cantidad.

Algún proyecto que te gustaría haber alcanzado en un futuro-hacia dónde enfocas tu trabajo.

Aún hay muchísimo por hacer, que aprender y que trabajar, pero lo más gratificante para mí sería que CECÉ creciera poco a poco, que la gente empezase a ser más consecuente gracias a la visibilidad de las marcas sostenibles y sobre todo poder seguir dedicándome toda la vida a lo que me gusta y he creado con ilusión y trabajo. Intento enfocar mi trabajo siempre hacia un punto de vista 100% sostenible, pero no sólo en los materiales, sino en todos los factores éticos ,morales y medioambientales que son los cimientos para crear una empresa desde cero.

Algo de lo que hayas aprendido y con lo que podríais aconsejar a otros artistas.

Lo que más he aprendido este último año es que sin trabajo no hay recompensa. Tienes que sacrificar muchas cosas, tu tiempo sobre todo, pero si realmente quieres que un sueño se cumpla, si no trabajas es imposible que esto ocurra. El trabajar todos los días por cumplir mi sueño sólo me ha sacado cosas buenas; más trabajo, mas perseverancia, más organización, más entrega, más positivismo y más exigencia para sacar lo mejor.