Cyril Lancelin: inmersión e interacción.

Asentado en Lyon (Francia), Cyril Lancelin está cambiando de manera abrupta el concepto de escultura interactiva. Sus obras ya se han visto a lo ancho y largo de todo el globo. Jugando con elementos tanto cotidianos como abstractos llevados a gran escala, consiguen crear incluso sin darnos cuenta una experiencia didáctica e instructiva dentro del cultivado mundo de las artes. Obras que podrían representarse en espacios de culto son transportadas a la cotidianidad, donde adquieren mayor representación y magnitud. 

Un choque de visiones es lo que principalmente atrae. Lancelin nos ofrece un paseo por el complejo engranaje de la sencillez.

Es común para el espectador dar por sentado el valor de tiempo, trabajo o complejidad de una artista a la hora de crear y resultar una pieza. En estos casos, llevar a la magnificencia elementos tan ¨sencillos¨ como esferas, composiciones en panal, banalidades humanas como el pan, frutas, juguetes de playa, nos desvela la importancia de lo minúsculo en este mundo en el que los humanos creemos regentar el sentido de la Tierra.

Sus conocimientos en arquitectura le han llevado a que la experiencia del público a través del espacio sea un punto primordial. Combinando arte y tecnología, busca acercar al espectador un mix entre ficción y realidad, cuestionando los espacios de manera artificial.

Sus formas volumétricas primarias junto con su sentido arquitectónico de escalado se han cobrado un hueco en el mundo del arte experimental.

Tras 15 años de experiencia con prestigiosos equipos de arquitectura franceses, su estudio en solitario, Town and Concrete, se propulsó en 2016. Sus espacios pensados para la evasión son muchos llevados a la realidad y muchos otros creados desde su ordenador para posteriormente compartirlos con su público. 

La experiencia de cómo socializamos a través de la tecnología es un tema recurrente y base de su trabajo, al igual que el cuestionar de nuestra figura con todo aquello que nos rodea.

China, Londres, Dubai… sus últimas instalaciones puedes encontrarlas en la biblioteca pública  de Cleveland (Estados Unidos) o en el espacio de arte contemporáneo interactivo FLUTTER en Los Ángeles (Estados Unidos).

Categorías Art, Design

Deja un comentario